Varios damnificados afectados por los huaicos y la crecida del río Chancay, en la ruta Huaral – Acos, piden una mayor presencia de las autoridades locales, regionales y del propio gobierno central para poder recibir apoyo en las pérdidas que han sufrido a raíz de los huaicos.

Algunos de ellos permanecen en el lugar porque sus vehículos han sido enterrados por el lodo y las piedras y mantienen la esperanza de recuperar algunas de sus partes.

El propietario de una camioneta indicó que acudieron al alcalde de Acos, quien les pidió dinero para el combustible de la maquinaria pesada que les brindaría auxilio y como no le pudieron pagar, simplemente no reciben la ayuda esperada.

En toda la zona la situación es desesperante y deja la sensación de abandono por la ausencia de autoridades o sus representantes. Situación que debe cambiar cuanto antes para que la población reciba la tan necesaria y ansiada ayuda.

**

Notas Relacionadas:

 

Tags: , , , , , , , , , , , , ,