Inicio Destacados Articulo: Alianzas pegadas con moco

Articulo: Alianzas pegadas con moco

16113
0
Compartir

José Ramos Casazola.

Consejo en forma de enigma: “Para no romper la atadura, primero tienes que morderla”
Friedrich Nietzsche

alianza electoralLo endeble de las alianzas políticas, con miras al próximo proceso electoral, tienen su origen, en la inexistencia de institucionalidad política en el país, en la región y la provincia, lo que trae consigo que la política sea eminentemente antropomórfica y que exista en todo lugar la figura del cacique, aquel individuo que se cree predestinado a mandar en un distrito, provincia o región.

En la actualidad no existen alianzas en el sentido estricto del término, lo que hay es acuerdos de personas que tienen la voluntad de participar en las próximas elecciones, alguna de ellas cuentan con un movimiento regional y otras o son independientes o pertenecen a partidos políticos que no tienen mucha opción, por lo que se ven en la imperiosa necesidad de recurrir a estos tipos de acuerdos, los mismos, que al no tener un sustrato ideológico o doctrinario, están condenados al fracaso, aún en el hipotético caso de que triunfen electoralmente, ya que lo que en realidad los une, no es una ideología, una plataforma política o ideales comunes, sino simple y llanamente la voluntad de obtener el poder, de tal manera que una vez concluidas las elecciones, de vencer igualmente se rompe la alianza y si pierden con mayor razón, ni siquiera se dicen adiós, sino simplemente cada quien enrumba por su camino hasta las próximas elecciones, es por esa razón que hablo de alianzas pegadas con moco, disculpándome con mis lectores por tan prosaica expresión.

.

Es por lo anteriormente expuesto, que no me causa sorpresa la ruptura entre el Ingeniero Ricardo Chavarría Oria y el Dr. Víctor Bazán Rodríguez, era ya una crónica de un rompimiento anunciado, ya que mientras no estén inscritos debidamente en la ONPE con sus respectivos candidatos, todas las alianzas son frágiles como un rocío en el pétalo de una flor, o como una burbuja de jabón soplada por un niño inocente, en cualquier momento se pueden romper, ya sea por estrategia política de uno de los candidatos, por celos, por intrigas de sus partidarios o por quítame esta paja, así de simple son las cosas, de tal manera que de aquí hasta el próximo años, asistiremos a muchos divorcios y a nuevo matrimonios por conveniencia si cabe el término o por decirlo en un término de moda asistiremos a uniones de hechos o uniones civiles que darán mucho que hablar.

Mientras no exista la voluntad política de nuestra clase dirigente, estas situaciones fácticas, van a continuar, ya que son inherentes a la actual estructura política del país, no es que los candidatos quieran que esto suceda, lo que pasa es que políticamente no tienen alternativa, al no existir institucionalidad, solo les queda sobrevivir en esta jungla política, en este maremágnum electoral, adecuándose a las circunstancias como diría el filósofo español Ortega y Gasset, los políticos son ellos y su circunstancias, de tal manera, que la única forma de terminar con todo este pandemónium político, es reformar todo el sistema político, democratizar cada vez más el país y aprender a vivir en un estado derecho, donde se respete las normas, empezando por los partidos políticos, mientras estos no se conviertan en instituciones fuertes y sólidas, seguiremos en manos de caciques, alucinados líderes y aprendices de políticos.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here