Inicio José Ramos La infame traición del Presidente Regional Javier Alvarado

La infame traición del Presidente Regional Javier Alvarado

3176
0
Compartir

José Ramos CasazolaJosé Ramos Casazola

En el análisis psicológico de las grandes traiciones encontraréis siempre la mentecatez de Judas Iscariote.
Antonio Machado

Perplejidad, Indignación, descontento, y rabia, ha causado en toda la población de la provincia de Huaral, y en todo el norte de la región Lima, la noticia de que el señor Presidente Ollanta Humala, ha presentado ante el Congreso de la República el Proyecto de Ley Nº2257 del 20 de Mayo del 2013 denominado Ley de Redilimitación Territorial del límite Norte de Ancón Provincia y departamento de Lima, a través del cual queda cercenado el territorio de la provincia de Huaral, del distrito de Aucallama y de la propia región Lima provincias en un área de 4,541.Has.

Este proyecto de Ley Nº 2257 de fecha 20 de Mayo del 2013, cuenta con dictamen de la comisión de Descentralización y Regionalización del Congreso de la República y se encuentra para debate en el pleno del Congreso.

Señalar a los responsables de esta felonía, para que el pueblo juzgue su comportamiento y se entere de la forma como han jugado con los intereses del distrito de Aucallama, de la provincia de Huaral y de la Región Lima, es el fin de esta nota.

Según el plan Nacional de demarcación Territorial del año 2008, se priorizó el saneamiento de los límites de la provincia de Huaral, sin embargo es menester señalar, que en ningún momento ha existido un problema limítrofe con Ancón, nunca ha existido una controversia fáctica, ni jurídica, respecto a los límites entre Ancón y Aucallama, por lo que resulta absurdo, que en el plan nacional se haya considerado el saneamiento de los límites de la provincia de Huaral y sobre todo resulta conjeturable que los directamente involucrados, es decir, el alcalde de Aucallama Cesar Balcázar y el presidente Regional Javier Alvarado, no se hayan opuesto a este proceso.

El 4 de Mayo del 2012 se celebró la suscripción de un Acta de Acuerdo de límites territoriales, entre los equipos técnicos de Demarcación Territorial de la Municipalidad Metropolitana de Lima y del Gobierno regional de Lima, con la presencia del Director de la DNTD, acordándose en dicha fecha, aprobar la propuesta técnica de la PCM, con cargo a ser respaldados por el Concejo Metropolitano de Lima y el Consejo Regional de Lima y ratificados por los titulares de los pliegos, es decir por la alcaldesa de Lima Susana Villarán y el Presidente Regional Javier Alvarado.

Las preguntas que nos debemos formular los huaralinos son las siguientes: ¿Por qué antes de que los técnicos de la región Lima aceptasen la propuesta, no se consultó a las poblaciones involucradas, es decir a los aucallaminos y huaralinos, a través de cabildos abiertos o asambleas populares?, ¿Por qué el señor Javier Alvarado no salió a decirnos, cuales eran los nuevos límites que proponía la PCM, antes de suscribir el acuerdo definitivo? ¿Por qué el Consejo Regional no sometió a consideración de la población de Huaral y Huaura los nuevos límites de la región? ¿Por qué el señor César Balcázar Labrín , alcalde de Aucallama, no objetó y cuestionó estos límites, cuando por mandato de la Ley 27795 y su reglamento D.S 063-2012,ha tenido que participar de dicho acuerdo? ¿Por qué el consejero regional no informó a la ciudadanía de este proceso nocivo a los intereses de Huaral?

El señor Javier Alvarado, tiene que responder estas preguntas, conjuntamente con el alcalde distrital de Aucallama César Balcázar y nuestro apocado consejero regional Oswaldo Merino, ya que a espaldas de la provincia de Huaral, sometieron a consideración del Consejo Regional para su aprobación, la propuesta de redilimitación de la PCM; y los consejeros ni corto ni perezosos aprobaron lo que les exigía su amo de turno. El Consejo Regional faltando a los principios de participación y consulta popular, aprobó inmediatamente, a través del Acuerdo de Consejo Nº113 del 13 de Julio del2012, la propuesta presentada por la PCM; y nuestro consejero, el felpudo de Oswaldo Merino, como todo un Felipillo, violando su juramento de defender la integridad de nuestro territorio, votó a favor sin consultarle a nadie, demostrando una vez más su ineptitud y su carencia de valores éticos y cívicos y su poco amor por Huaral.

El 17 de Octubre del 2013, quedará grabado en los anales de la historia de la región Lima y en especial de la provincia de Huaral y el distrito de Aucallama, como la fecha, en que se consumó la más grande traición a los intereses de nuestra sagrada provincia, en ese aciago día se procedió a firmar el Acta de Acuerdo de Límites Territoriales entre la provincia de Lima y la provincia de Huaral, estampando su deshonrosa firma, Javier Alvarado y Susana Villarán y con ello el presidente extendió su acta de defunción política y entró a ser parte de los proditores, de los felones y traidores que sin importarle su pueblo entregan las tierras al mejor postor, sin interesarle la integridad de nuestro territorio. Javier Alvarado es el judas moderno en su versión agravada y pasará a la historia, no solamente como un gobernante involucrado en graves actos de corrupción y enjuiciado por peculado, sino que quedará gravado en las mentes de los pobladores de Huaral, Aucallama y la Región Lima provincias, como el más grande proditor de nuestra historia.

Esta redilimitación jamás debió ser aceptada por el presidente Javier Alvarado , ya que en ella se perdían aproximadamente 4541 Has, que pasan a ser territorio de la Municipalidad de Lima Metropolitana, y nuestro límite histórico establecido en la variante de Pasamayo queda cercenado en 395.Has. El presidente debió defender los límites establecidos en la Ley 9013 Ley de Creación del distrito de Aucallama, ya que no solamente era el límite de Aucallama, sino de la provincia de Huaral, por el Sur y el límite de la Región Lima.

Perder parte de nuestro territorio, es una traición imperdonable y será recordado para siempre y por siempre, por las generaciones venideras, pero no solo es una traición a nuestros pueblos, sino también es un acto de infamia en contra de los creadores de la provincia de Huaral, como Antonio Meza, Teodoro Casana Robles, Urbano Salvador; ellos que dieron su vida por la provincia, se sentirán desde el cielo decepcionados, al ver como esta gente foránea entrega nuestro territorio como si nada, por eso es necesario luchar, para que no quede consumada esta traición, todavía no está aprobada la ley, hagamos algo para que las futuras generaciones, no nos tachen después de cobardes, que solamente lloramos como mujeres, lo que no supimos defender como hombres.

Los traidores de Javier Alvarado y Oswaldo Merino, quedaran sepultados eternamente en el lodazal de la historia o mejor dicho en el basurero de la historia, por haber permitido que se cercene nuestro territorio.

Mención aparte el alcalde de Aucallama, socio político convenido de Javier Alvarado y cómplice por omisión, en esta abyecta felonía, no dijo nada con tal de que Javier Alvarado le apruebe las obras y ahora estarían cocinando una alianza para las próximas elecciones, ¡Dios los crea y ellos se juntan!

.

Deja un comentario